Innovación Inmobiliaria, Más leídos
Comments 3

Las 5 verdaderas definiciones de sustentabilidad en desarrollo inmobiliario

Hoy perseguir la sustentabilidad se ha vuelto parte de un lenguaje extraño que requiere de certificaciones y costos adicionales y que no le transparenta beneficios claros al consumidor. Si bien las certificaciones como LEED son una referencia, no creo que logren escalar globalmente al paso que se requieren. Seguramente serán parte del léxico de edificios de alta gama, pero no pueden ser la única definición de sustentabilidad.

En lugar de estas certificaciones, requerimos que la sustentabilidad se vuelva parte fundamental de los proyectos desde la base de su aportación de valor de mercado. Para Grupo 4S, el trabajo de sustentabilidad que deben proyectar los desarrollos inmobiliarios se debe manifestar en 5 dimensiones.

1. Diseño circular
El proceso inmobiliario se entiende generalmente como una línea de producción. Se identifica un predio, se contextualiza una solución de diseño, se produce (construye) y se entrega. Sin embargo, los líderes del diseño global hoy hablan de la necesidad de generar diseños y economías circulares. ¿Qué quiere decir esto? Que veamos al proceso de fabricación como un ciclo, donde los residuos de un proyecto se vuelven los insumos de otro, eliminando al máximo los desperdicios. En el proceso de diseño y creación inmobiliaria circular todo vale y se reutiliza. Una visión circular del desarrollo inmobiliario puede además generar beneficios económicos no explorados hasta el día de hoy en proyectos.

2. Net Zero Energy Consumption
La asociación internacional de arquitectos ya lanzó este compromiso para el 2030: lograr que las construcciones logren tener un consumo energético de cero. En otras palabras, que la energía que un inmueble produce sea igual o superior de la que consume. El reto es lógicamente ambivalente: por un lado, acelerar las tecnologías que permitan la creación de energía limpia; y por el otro crear tecnologías más eficientes en todos los sectores de consumo. Lograr NZE debería estar en la agenda de todos los proyectos inmobiliarios futuristas.

3. Diálogo con la ciudad
Una de las preocupaciones más fuertes que debemos tener como latinoamericanos es la contribución que hacen los proyectos inmobiliarios en materia de beneficio social, espacio público y ecología. En este sentido, sustentabilidad no nada más es tener caprichos verdes aislados, sino sumar a la colectividad positiva hacia el medio ambiente. Por tanto, el diálogo que ofrezca cada proyecto hacia la ciudad, así como el impacto que genere, están al centro de su definición sustentable. De nada sirve tener un edificio con certificado LEED en una zona alejada donde todos los empleados se trasladan en vehículos privados para llegar a él. Sustentabilidad es entonces congruencia colectiva y política urbana (disfrazada de inversión en proyectos inmobiliarios).

4. Arquitectura líquida
El arquitecto reconocido Rem Koolhas ha externado la preocupación que existe entre la velocidad del cambio tecnológico de la actualidad en contraste con los tiempos del mundo de la arquitectura y el desarrollo inmobiliario. En palabras del mismo Koolhas, “Sillicon Valley ha puesto en aprietos a la práctica de arquitectura global”. Esta situación ya provocó disminución en los niveles de longevidad arquitectónica, lo cual a su vez provoca mayor impacto ambiental al requerir demoliciones o crecimiento urbano innecesario. Ante eso necesitamos elevar la longevidad de nuestras construcciones a través de la flexibilización arquitectónica. Bajo este principio, un edificio puede tener la capacidad de adaptarse a cambios tecnológicos y funcionales sin sufrir cambios estructurales.

A esta condición de flexibilización obligada la hemos denominado “arquitectura líquida”. La arquitectura líquida exige que la planeación de proyectos inmobiliarios ya tenga la preparación de una inminente metamorfosis funcional, así como la posibilidad de actualización tecnológica (retrofiting) para integrar beneficios energéticos de manera constante.

5. Arquitectura contextual
En la definición de lujo, solemos juzgar con mejores ojos aquellos materiales importados que se han trasladado miles de kilómetros y se vuelven objetos escasos para una región. Hemos vivido en el error, ya que el verdadero lujo es reinterpretar las cualidades locales y lograr trascender con verdadera arquitectura contextual, un reto que muy pocos arquitectos se atreven a aceptar. Construir con arquitectura conceptual implica rediseñar los materiales en un radio cercano de la obra para crear verdaderas obras de reconocimiento global pero sin su impacto.

Cinco dimensiones para nuestros cinco sentidos que tienen que re-educarse en torno a la definición misma de la sustentabilidad.

Grupo 4S es una empresa experta en conceptualización de proyectos inmobiliarios. Dentro de sus conceptos disruptivos aportan valores dramáticos de mercado además de ingredientes de tecnología y las verdaderas definiciones de la sustentabilidad.

*Carlos Muñoz 4S es el futurista del grupo. Si crees en más de una definición de sustentabilidad, no dudes en escribirle a: carlos@grupo4s.com

**Inscríbete a nuestro newsletter para recibir contenido estratégico de desarrollo inmobiliario, haciendo click aquí. Si estás interesado en recibir información de nuestros servicios de conceptualización de proyectos y cursos, envíanos un correo a: capacitacion@grupo4s.com

3 Comments

  1. Carlos Zannoni says

    Bien nombradas las LEED, estas certificaciones que tan poco representativas son de la responsabilidad con la sociedad y el entorno donde se inserta la arquitectura; no son mas q un buen negocio de los q certifican estas. Seria importante que al momento de hablar de arquitectura liquida, pongan en contexto a Zygmunt Bauman. Rem Koolhas no es mas q un participe de esa tendencia; y contextualizar… es mucho mas que usar materiales; esto tiene q ver con situaciones socioeconómicas; fuertemente con la gente mas q con elementos constructivos.

  2. Bauman sienta los principios de la modernidad liquida en la cual básicamente plantea los cambios que las personas tenemos al pasar el tiempo, entiendo la mutación y renovación de nuestra identidad con el fin de adaptarnos a los cambios de una sociedad mas cambiante, un proceso de cambio de identidad basados en el otro y las pautas que establece el consumismo, deberíamos buscar la opción de establecer procesos de desarrollo con una mentalidad humanista, buscando el bien común y partir de hay exponenciar nuestras condiciones, satisfacciones y logros individuales, con respecto al termino arquitectura liquida siento es una definición fantástica con un criterio muy acertado el cual se debería de comenzar a trabajar desde ya y en latinoamerica apropiarnos del concepto. Simplemente las construcciones tienen que evolucionar al ritmo de las nuevas tecnologías, bajo un planteamiento, un concepto general básico que permita la adecuación en el tiempo de nuevos modelos, artefactos, inventos y desarrollos enfocados a una vida mas rápida, cómoda, eficiente y sustentable en las construcciones sin dejar de lado el medio ambiente, las personas, la sociedad circundante y los recursos que sean abundantes y aprovechables en los desarrollos planteados generando sinergias en todos los procesos a través del tiempo.

Deja un comentario