Innovación Inmobiliaria, Más leídos
Leave a Comment

El verdadero muro que los desarrolladores inmobiliarios deben destruir

Edward Osborne Wilson (10 de junio de 1929, Birmingham) es un biólogo estadounidense conocido por su trabajo en evolución y socio-biología. Wilson es uno de los científicos de más reputación nacional e internacional al ser de los pocos que ha logrado obtener decenas de medallas destacadas en las ciencias y el premio Pullitzer de Literatura.

Presento primero a Osborne, porque él es el responsable de revivir el concepto de consiliencia, concepto que a mi criterio será la pieza clave para el futuro en el liderazgo de organizaciones inmobiliarias.

Aunque el concepto fue acuñado en 1840, permaneció arrinconado hasta el final del siglo XX, cuando fue revivido notoriamente en Consilience: La unidad del conocimiento, un libro de 1998 de Osborne.

Consiliencia se refiere a la capacidad de integrar las ciencias numéricas con las artes. El alegato de Wilson fue que las ciencias, las humanidades y las artes tienen un objetivo común: proporcionar un sentido, comprender los detalles, proporcionar a quienes se preguntan “una convicción, más allá de la mera proposición de trabajo, de que el mundo está ordenado y puede ser explicado por un pequeño número de leyes naturales”. Estas leyes naturales, integrarían a los dos mundos (ciencia y arte) y formarían la consiliencia.

Dejando a un lado la formalidad de la definición, la meta es evidente: unir a dos mundos que cada vez parecen más alejados.

El mundo del real estate es de las pocas industrias en donde hay colaboración constante con una disciplina de las artes: la arquitectura. Sin embargo, la base del desarrollo inmobiliario sigue siendo una ciencia numérica (financiera). El verdadero talento de un desarrollador inmobiliario visionario debería de tender puentes entre los dos terrenos.

Cuando una organización inmobiliaria no encuentra la consiliencia en sus procesos y proyectos, está condenada a perder la gran oportunidad de posicionamiento en el futuro. Una de las características más importantes de Grupo 4S es que sus competencias rompen las fronteras tradicionales de ciencia y arte y por tanto crean una organización alquimista única.

Rompamos el muro entre ciencia y arte.

*Carlos Muñoz 4S es un extraño líder consiliente. Puede pasar de una junta de estudios y análisis financiero a una donde revise arquitectura y diseño gráfico. Si estás buscando al alquimista consiliente, escríbele a: carlos@grupo4s.com

**Inscríbete a nuestro newsletter para recibir contenido estratégico de desarrollo inmobiliario, haciendo click aquí. Si estás interesado en recibir información de nuestros servicios de conceptualización de proyectos y cursos, envíanos un correo a: capacitacion@grupo4s.com

Deja un comentario