Innovación Inmobiliaria
Comment 1

Diez proyectos que debemos construir en los próximos diez años

Carlos Muñoz 4S

Una de las más grandes bondades de trabajar en la industria inmobiliaria radica en que podemos escoger los proyectos que trabajaremos en el futuro. Estos son algunos de los proyectos en los que Grupo 4S sueña con colaborar en el futuro:

  1. El nuevo hotel business class. La categoría de negocios ha sido la de más rápido ascenso en la industria hotelera y sin embargo sigue sin cumplir con las preferencias de su mercado. En el centro de la insatisfacción se encuentra el aislamiento de los visitantes: tanto especialmente, como tecnológicamente. Las áreas comunes se han minimizado y siguen sin convertirse en un “tercer lugar”. Las redes de acceso a internet impiden realmente el tráfico de contenido, además de que los hoteles no contribuyen con la salud de sus huéspedes. En el hotel del futuro se reduce aún más el espacio interior de la habitación a cambio de una nueva experiencia que integra áreas comunes, servicios vinculados a la comunidad y conectividad absoluta.
  1. Una comunidad planeada pensada en wellness. Los modelos de comunidades planeadas han evolucionado mucho en los últimos años. Se ha entendido que las ciudades dormitorio no son sustentables y se ha propuesto un modelo de usos mixtos compacto. En esta nueva visión, falta que el desarrollador contribuya a mejorar la salud de las comunidades. Si se diseñara una comunidad pensando en un modelo holístico de wellness, la interpretación arquitectónica tendría impactos importantes. Desde los espacios para práctica de deporte hasta los abastecimientos orgánicos y los espacios de meditación, todos deberán ser reinventados. A medida que la generación Y avance en etapas de vida, se ampliará el mercado para ese emprendimiento. En la comunidad planeada del wellness todos los miembros de la familia estarán incentivados a tener una vida activa y saludable.pluit_carousel_1400x650
  1. Oficinas para la clase creativa. Richard Florida habla del surgimiento de la “clase creativa”, un público que vive de sus ideas. Se ha documentado además que la manera de trabajar de este grupo es atípica: altamente colaborativa, poco rutinaria, sin rigidez de horarios y estructuras, etc. Para esta nueva clase de gente y sus empresas, se requiere un espacio de oficinas que verdaderamente capture su esencia. En estas oficinas, además de tener amenidades vistosas al estilo de Sillicon Valley, se integrarán estilos de trabajo de coworking con oficinas flexibles y talleres para artistas. Tal como ya lo proponen algunos proyectos se desvanecerá la línea entre casa y oficina y habrá infinidad de terceros lugares. Será un lugar de convivencia donde el trabajo regrese a convertirse en pasión.
  1. Microdepartamentos urbanos con un sentido de comunidad. En los proyectos de residencias verticales actuales 4S ha estimado que entre un 4% y un 7% de las áreas vendibles se aporta a las amenidades construidas (sin contar espacios exteriores). Este porcentaje es bajo, considerando la disminución de área que se ha vivido en vivienda en los últimos diez años. De acuerdo a una estimación reciente para México, en vivienda vertical de $100,000 USD se han perdido 38% de los metros cuadrados interiores. Esto quiere decir que en los próximos diez años se perderán aún más metros cuadrados interiores. La única forma de compensar esas pérdidas será incrementando drásticamente las áreas comunes y fomentar el sentido de comunidad en los proyectos. En un futuro cercano, estimamos que las áreas comunes podrán llegar a un 25% del área construida. Una pregunta interesante el día de hoy es si los clientes estarían dispuestos a cambiar el área de estacionamiento por más y mejores amenidades. En esos metros está oculta la receta para controlar los precios.
  1. Comunidad de retiro activo. La ampliación que vivimos de la expectativa de vida de las personas ha provocado que se alargue por mucho el retiro. Pero en esta época de conectividad y facilidades, el retiro activo ha cambiado. La complejidad del paladar de experiencias es mucho más exigente y buscamos incrementar las comodidades con las que vivimos. Para dejar atrás el retiro solitario que hoy en día se vive, se requiere un proyecto que entienda los nuevos condicionantes del retiro activo. Será un lugar en donde además se le dé vida a la hipoteca inversa (un producto financiero que sigue sin penetración en América Latina) y se genere una mecánica sustentable para ofrecer servicios en precios accesibles a la clase media.
  1. Centro cultural-comercial. Estamos viviendo en la época más agresiva de crecimiento de los metros cuadrados comerciales en todo América Latina. México y Colombia son los casos más acelerados, en los que los crecimientos por número de centros y metros cuadrados son impresionantes. La problemática principal es que se están clonando centros que replican la misma fórmula una y otra vez, provocando que el centro comercial se vuelva una experiencia repetitiva, desalmada, monótona. La solución a esta clonación es el maridaje entre centros comerciales con centros culturales. Hermanar artes escénicas y visuales con los espacios comerciales tradicionales. No solo hablo de los espacios de gran escala sino también detalles mínimos. Desde tener espacios para el comediante local y obras de arte experimentales, hasta permitir el arte urbana en toda la arquitectura del proyecto. En el futuro, la frontera entre arte, comercio y comunidad deberá girar en el centro comercial.
  1. Proyecto autosostenible. Todos los días batallamos en contra de los costos y el adecuado mantenimiento que implican los proyectos en el largo plazo. Si se conceptualizara un proyecto con la idea de que genere recursos en lugar de que los consuma, la visión sería otra. En esta visión del proyecto el emprendimiento contaría con una reserva territorial así como un componente patrimonial que detonaría el inicio del crecimiento. Conforme el proyecto crece, incrementa su componente especulativo, pero además el patrimonial y genera flujos constantes. Al inicio dichos flujos permiten que el proyecto evite costos de mantenimiento, pero en el largo plazo, puede generar dividendos. La fórmula de aplicación puede funcionar para prácticamente cualquier giro de desarrollo. Además se buscaría complementar el proyecto con generación de energía a través de nuevas tecnologías e incluso generar de una empresa autónoma que naciera del proyecto y cuyos accionistas serían sus residentes.
  1. Un lugar simbiótico con la naturaleza. Conforme avanza el tiempo, se vuelve más sofisticada nuestra visión de respeto a la naturaleza, sin embargo nuestro impacto urbano crece y es poco lo que se está haciendo para garantizar el largo plazo. En un proyecto pensado en hacer simbiosis con la naturaleza, se reduce al máximo el impacto de todos los elementos de urbanización y construcción. Este proyecto, conceptualizado para rescatar espacios que hoy ya existen cercanos a las ciudades buscaría crear cinturones verdes basados en proyectos únicos en su visión al respeto natural. Más allá de certificaciones, implica todo un trabajo de simbiosis con la naturaleza del sitio.
  1. El nuevo ícono del lujo residencial. Un día escuché de un desarrollador que “siempre hay mercado para el mejor proyecto de la ciudad; solo es uno, pero para el líder nunca hay límites”. Aunque la generación de íconos lujosos es de todos los días en el ramo inmobiliario, creemos que hace falta un cambio de paradigma. En nuestra visión, en los mercados más sofisticados, no basta hablar de vivienda y amenidades. Hay que hablar de experiencias, y muchas veces estás fuera del proyecto. Por lo mismo, el proyecto de lujo del futuro sería un emprendimiento de múltiples sedes, conectadas por un elemento de vivienda central, pero donde además haya propiedades vacacionales en diferentes sitios de relevancia al mercado, copropiedades en activos de lujo como yates y transportes y una visión de servicios que acompañe su funcionamiento. El nuevo ícono de lujo del futuro será una ilusión de vida, más que un proyecto en una ubicación física única.shutterstock_105004703
  2. El cuarto lugar. El CEO de Starbucks Howard Schultz acuñó el concepto del “tercer lugar”. En su visión, nuestra casa es el primer lugar, nuestra oficina el segundo y el tercer lugar es un espacio de nuestra comunidad en donde nos reunimos con frecuencia y confianza. En la visión de Grupo 4S, el cuarto lugar es el proyecto que integra los tres lugares y genera múltiples terceros lugares. El cuarto lugar es la nueva definción de comunidad mixta, donde no se monopoliza el espacio, sino que se ofrecen muchas alternativas de reunión. Es un proyecto donde los valores de confianza, convivencia y comunidad se respiran en cada m2 construido.

El cuarto lugar es la respuesta a las ciudades que hoy ponen distancia entre los tres primeros lugares.

*En Grupo 4S, esperamos ser parte de estos proyectos y de otros sueños del futuro. Nos encantaría escuchar tus proyectos del futuro.  Busca a Carlos Muñoz 4S en carlos@grupo4s.com

**Suscríbete a nuestro newsletter para recibir contenido estratégico de desarrollo inmobiliario, haciendo click aquí. Si estás interesado en recibir información de nuestros servicios de conceptualización de proyectos y cursos, mándanos un correo a: capacitacion@grupo4s.com
This entry was posted in: Innovación Inmobiliaria

by

Grupo 4S es una empresa internacional de consultoría que apoya a inversionistas y desarrolladores a la conceptualización de proyectos inmobiliarios / Grupo 4S is an international consulting enterprise that supports inverstors and developers to create extraordinary real estate projects.

1 Comment

  1. Me llama la atención el punto #7. Para las personas no hay mayor “plus” que el pagar menos por mas.
    Que ideas han tenido ustedes para generar recursos en lugar de consumirlos? han funcionado?
    Porque yo pienso que el incremento en costo de construir algo sostenible puede pagarse en la rentabilidad generada por vender mas rápido debido a estos “plus”.

Deja un comentario