Innovación Inmobiliaria
Leave a Comment

Tiempo De La Nación

Cada seis años en nuestro país aparece repentinamente una ola de analistas políticos. Están por todos lados; son nuestros amigos, clientes, colegas, proveedores y ocasionalmente hasta los taxistas, meseros y guardias de seguridad. Cada seis años es momento de hablar de la Nación y para eso todos somos expertos. Desconozco quien vaya a triunfar en las elecciones de este próximo 1 de Julio, pero me encanta sentir el nacionalismo polarizado de México –por lo menos cada seis años-. En fin, hablemos de la nación.

Tal parece que esa polarización del país fue la inspiración del nuevo proyecto de Orange Investments. El nuevo complejo, bautizado como La Nación, es un ecosistema de viviendas verticales y horizontales, todas ancladas al mismo predio.  Será la primera vez en que el modelo de vivienda vertical de segmentos jóvenes se combine con una propuesta de townhouses de alto diseño. La propuesta viene del arquitecto Javier Sánchez (el autor intelectual de Micropolis). Me encanta que el proyecto se eleve más allá de la Capital y el estado, como quien quiere dar a entender sutilmente una jerarquía de proyecto. Buen momento para liberar el proyecto, ¿no creen? Esperen a que vean lo que tienen preparado para el día de las elecciones…

Hablando de Capitales, la sorpresa sigue siendo el proyecto de Desarrollos Delta que se construye en el Paseo Santa Lucía. Y es que este proyecto lideró durante un par de meses los ritmos de absorción vertical de toda la ciudad. Los desarrolladores no podían entender como esa ubicación podía comandar la supremacía de nuestra zona metropolitana. Quizás es porque nunca han recorrido la enormidad y belleza del parque Fundidora.

Y aunque no hay mucho por decir,  les adelanto que Delta nos sorprenderá este verano con un proyecto vertical nuevo, muy mexicano. Los detalles aún no están claros, pero sin duda, será otro tributo de parte de este constructor a la cultura mexicana. Para quienes no lo saben, la idea del complejo de Oficinas en el Parque –o las Torres Moradas, como todos las conocemos- era rescatar el nacionalismo mexicano. El morado simboliza los colores vivos y románticos de las tradiciones mexicanas, mientras que el cristal espejeado es símbolo de la plata de nuestro país. Me encanta que su color tenga tanto simbolismo local y sea neutral a todos los partidos políticos.

Por otro lado, debo reconocer que estoy sorprendido de los nuevos proyectos de un desarrollador horizontal. Un constructor de vivienda que entendió que vivimos en un país de jóvenes, y para ellos está creando casas con un sentido del humor. Si están interesados en la zona de Cumbres, pásenlo a visitar. El ícono sonriente es fácil de identificar.

En nuestro conteo, parece que son doce los proyectos inmobiliarios que saldrán en el periodo de cruda electoral. Doce propuestas nuevas para una nación dividida entre cuatro opciones a la presidencia.

Sin duda, la polarización de la política se vive también en el ramo inmobiliario. Bien dice Richard Florida que la gente intuitivamente “vota con sus pies”, escogiendo su lugar de vida. Habiendo dicho esto, te pregunto, ¿tu por quién votarás?

*Carlos Muñoz Mendoza es activista de la Nación inmobiliaria. Su labor está presente en las empresas creadoras de La Capital, La Nación y otras desarrolladoras orgullosamente mexicanas. Consulta su blog en: cm4s.wordpress.com o escríbele a su correo para cualquier comentario: carlos@grupo4s.com

**Suscríbete a nuestro newsletter para recibir contenido estratégico de desarrollo inmobiliario, haciendo click aquí. Si estás interesado en recibir información de nuestros servicios de conceptualización de proyectos y cursos, mándanos un correo a: capacitacion@grupo4s.com

This entry was posted in: Innovación Inmobiliaria

by

Grupo 4S es una empresa internacional de consultoría que apoya a inversionistas y desarrolladores a la conceptualización de proyectos inmobiliarios / Grupo 4S is an international consulting enterprise that supports inverstors and developers to create extraordinary real estate projects.

Deja un comentario